Cataluña pone en duda el modelo de aplicación de la PAC en España elegido por el Ministerio

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Finalmente, y después de más de tres años de discusión, la nueva Política Agraria Común (PAC) ha obtenido luz verde con el acuerdo conjunto de la Comisión, el Consejo y el Parlamento europeos. El consejero de Agricultura de Cataluña, Josep Maria Pelegrí, ha señalado que esta nueva PAC mantendrá un equilibrio entre seguridad alimentaria y medio ambiente, y será más justa y legitima, si bien "ahora, con este acuerdo , se abren dos frentes que habrá que trabajar en paralelo: por una parte, la Comisión Europea elaborando reglamentos y actos delegados para ir concretando la aplicación de esta nueva etapa, hacerlo rápido ya que se lleva mes de un año de retraso y, a pesar de ser la PAC 2014-2020 ya no podrá entrar en vigor hasta los 2015, y por otra, los estados harán su propia transposición y con mayor grado de libertad que en periodos anteriores dado que así se ha previsto ".

En este sentido, Josep Maria Pelegrí ha incidido en que "el Estado español ha optado por un modelo que se fundamenta en dos principios políticos previos: que ninguna comunidad autónoma varíe significativamente su participación sobre el total respecto al periodo anterior y que no se produzca traspasos notables entre sectores productivos, y partiendo de estos dos principios podría haber optado por diversos modelos de aplicación, como por ejemplo Alemania ha optado por asignar la cantidad que le corresponde a cada Lander y después de que cada autoridad regional haga el aplicación concreta, un modelo que parecía que podía ser el más adecuado para un estado de estructura autonómica como el Espanyol ".

Pelegrí ha recordado que "así lo pidió Cataluña, pero el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), con el apoyo de la mayoría de consejeros autonómicos, ha preferido hacer una aplicación única a nivel de todo el Estado en base a definir unas comarcas teóricas que a su vez se dividen hasta en cuatro estratos, y luego hacer una aplicación de convergencia persona a persona dentro de cada estrato para llegar a un resultado final que será el importe de su PAC ". Como ha reiterado el consejero, este modelo quedará complementado por unas ayudas acoplados para mitigar aquellos sectores que puedan salir mal parados, como puede ser la ganadería en general y muy especialmente el modelo catalán de ganadería sin base territorial.

Josep Maria Pelegrí ha añadido que este sistema, que sin duda será uno de los más complicados de toda la Unión Europea (UE) y mas conservador en el sentido de que consolida modelos pasados ??dejando fuera grandes extensiones de vid y frutas, por ejemplo, contra la opinión de comunidades como la catalana, está actualmente en discusión en los grupos de alto nivel que se han creado y en los que participan todas las comunidades autónomas.

Así, ahora, una vez aprobada la nueva PAC y definidos los ejes de trabajo que propone el MAGRAMA, el DAAM continúa con la política de concertación con el sector que ha acompañado todo este proceso de discusión de la nueva PAC desde la incorporación del consejero Josep Maria Pelegrí, y ha convocado para el próximo día 2 de diciembre la comisión de seguimiento de la PAC, en la que están invitadas más de 80 organizaciones, entre ellas sindicatos, partidos políticos, organizaciones profesionales y ecologistas.

Corredor Mediterráneo

Por otra parte, el consejero Josep Maria Pelegrí ha congratulado del apoyo de la UE al Corredor Mediterráneo, largamente reivindicado por el ejecutivo catalán, y en este sentido ha remarcado "la apuesta que siempre ha mantenido el Gobierno catalán para esta infraestructura necesaria y estrategia para el país y para la competitividad de muchos de sus sectores económicos y, concretamente, para un sector clave para la economía catalana como es el agroalimentario, par a optimizar su internacionalización ".